Vistas

7 ene. 2011





            Nuevos Sueños para el 2011!!!





Lo que el malvado teme, eso le ocurre;  lo que el justo desea, eso recibe. 

Hoy no salí a trabajar, quise quedarme en casa para ponerme a evaluar sobre las cosas  que he logrado en este año que esta terminando, y qué cosas nunca conseguí aunque lo procuré, estaba apuntando en mi cuaderno de devocionales diarios qué cosas han quedado frustradas y qué otras metas si logré alcanzar, cuando al leer mi cita bíblica mis ojos espirituales se abrieron y me di cuenta de algo sublime, si no alcance todas mis metas es que muchos de mis sueños no eran los sueños de Dios, porque no todo lo que he deseado, no todo en lo que puse mi esperanza estaba en los planes de él, porque una cosa es lo que el justo desea y otra muy diferente es lo que el necio espera.

La justicia endereza el camino de los íntegros, pero la maldad hace caer a los impíos.

Dios siempre se encarga de enderezar aquellas cosas que nosotros estropeamos por nuestra inmadurez, pero que mal le va a los que tercamente cierran todos sus sentidos a las claras señales que Dios pone alertándonos. “Los deseos de los justos terminan bien; la esperanza de los malvados termina mal” Proverbios 11:23.

Estudiando con curiosidad tu palabra Señor noté en los capítulos del once al quince de proverbios  lo que pretendías enseñarme, he hecho una lista de las cosas que debo desear para mi 2011, son los deseos del Justo, pero también me percaté de las esperanzas que tienen los necios, las ilusiones y expectativas que van directo al tacho de los sueños tontos, eso, tú no quieres que ni siquiera pase por mi mente, ahora quiero compartirlo con tus hijos, dame de tu bendición para hacerlo, amén.
Deseos del Justo: El justo desea ser íntegro, tener conocimiento, refrenar su lengua, ser discreto y confiable, escuchar el consejo de los sabios, ser bondadoso, sembrar justicia, vivir con rectitud, Dar a manos llenas, ser generoso, Reanimar a muchos, madrugar para hacer el bien, ser prudente, ser piadoso, hacer la voluntad de Dios, amar la disciplina, hacer planes con misericordia y justicia, atender a las necesidades de los suyos, que sus hijos hereden el bien, aliviar al necesitado, ser leal, no ser perezoso, alegrar con las palabras de Dios, ser diligente, pagar las deudas, servir a tiempo y fuera de tiempo, amar como Dios ama.
Esperanza de los malvados:  El necio pone su esperanza en su balanza adulterada, su orgullo, su hipocresía, su riqueza material, su codicia, su ilusión de poder, sus palabras y chismes, ser cruel, sus ganancias ilusorias, su corazón perverso, no pagar sus deudas, acaparar el trigo, su libertinaje, en sus sueños egocéntricos, sus ganancias desmedidas, su insolencia, su boca ligera, su infidelidad, su desprecio al Señor, en los testigos falsos, su inconstancia, su arrogancia, sus maquinaciones, su agresividad, su envidia, su desprecio al prójimo, su manera de pensar.
Estamos en el primer día del nuevo año, antes de llenar tu agenda de miles de sueños por alcanzar, medita en si tus anhelos están en la lista de deseos justos o estas equivocándote y sin darte cuenta, parece que encaja más en la esperanza de aquellos que no lograrán nada, vuelve al rumbo correcto, sueña los sueños de Dios y te irá bien!.

Feliz año con la bendición de Dios
Martha Vílchez de Bardales
Pastora

No hay comentarios:

Publicar un comentario